MINDFULNESS EN LA EDUCACIÓN

Cada vez más juntas escolares, equipos de gestión y maestros ven el valor añadido de la atención plena (mindfulness) en las escuelas. La mayoría de los maestros hacen su trabajo con mucho empeño y una gran cantidad de niños disfrutan aprendiendo cosas nuevas y les encanta ir a la escuela. Pero demasiados niños y profesionales de la educación experimentan estrés: las aulas ruidosas, los problemas de conducta y la sensación constante de “es demasiado” van en aumento, mientras que la tan necesaria calma interior está en declive. El “botón de encendido” funciona, pero el “botón de pausa” no.

La buena educación no se trata solo de la transmisión de conocimientos; también influye en valores importantes, en el comportamiento y en la forma en que nos tratamos a nosotros mismos y a los demás. Se necesita calma interior y mindfulness para permitir que los niños se desempeñen a su propio nivel. Para poder enseñar bien, también necesitamos calma interior, atención y mindfulness. Afortunadamente, puedes entrenar este “músculo de la atención plena”.

EL DESARROLLO DE LA ATENCIÓN CONSCIENTE

El desarrollo de la atención consciente es la base de toda forma de aprendizaje. La “atención plena” (mindfulness), o la práctica de la atención consciente y concentrada, influye en el aprendizaje de los niños. Practicar la atención consciente se puede comparar con afinar un instrumento musical antes de tocarlo. ¿Por qué no deberíamos afinar nuestros instrumentos de aprendizaje antes de usarlos? Un número cada vez mayor de juntas directivas, equipos de gestión y maestros están a la vanguardia de un movimiento en rápido crecimiento para dar a la atención plena un lugar permanente en el plan de estudios escolar del siglo XXI. Porque al hacer esto, no solo se estimula el aprendizaje, sino también la autoconfianza, la creatividad, la compasión y las funciones ejecutivas. El cerebro se detiene, el comportamiento impulsivo y las reacciones al estrés disminuyen. Hay calma. Atención tranquila y concentrada. Algo que todo niño merece. Lee más sobre los beneficios de la meditación en el cerebro (del niño).

X